El rotulador más ecológico es el que ya tienes

Nos ponemos en plan ecológico en COMPARTIDEA.

No sé si te pasa… pero cuando pienso en comprar algo que lo anuncian como “ecológico” automáticamente me viene a la cabeza “caro”. Pero no siempre es así.

No sé si es que es porque está de moda ser ecológico o que por fin nos estamos concienciando para ser cada uno de nosotros más ECO, pero cada vez es más fácil e incluso más económico ser una persona que se preocupa por el medio ambiente (creo que vamos por buen camino).

Nosotros nos queremos sumar al respeto por el medio ambiente, y por eso te presentamos los rotuladores rellenables por goteo y el bote de tinta por goteo.

¿Qué ventajas ofrece?

Con un solo bote de tinta puedes rellenar un rotulador hasta 30 veces, y tenemos botes de tinta en cuatro colores: negro, azul, rojo y verde. Alargan la vida útil de los rotuladores, y reducen sensiblemente el gasto en rotuladores o cartuchos de tinta nuevos.

¿Y si mis rotuladores no son recargables?

No hay problema. Tenemos la opción de rellenar nuestros rotuladores por capilaridad. Tan sencillo como insertar la punta de nuestro rotulador de cualquier marca con tinta de base alcohólica en el bote de relleno y tras unos minutos el rotulador está listo para volver a ser utilizado.

A qué te ha salido la vena ecológica que tenemos todos dentro. Puedes comprarlos en nuestra tienda online: https://tiendacompartidea.com/ No solo tintas y rotuladores encontraras, sino también herramientas que fomentan el trabajo en equipo, porque para conseguir un mundo más limpio y ecológico trabajando todos en equipo será mucho mejor ¿verdad?.

Ahora después de leer todo esto estás preguntándote qué hago con esa caja de rotuladores totalmente viejos y que no puedo reciclar. Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Opción 1: Llevarlos al punto limpio de tu ciudad. Supone desplazarse hasta el punto limpio, pero se trata de ser ecológicos ¿verdad?
  • Opción 2: Reciclar a través de Terracycle. La mejor opción ya seas un amante del reciclado o trabajes en un colegio o institución académica de cualquier tipo, es una opción que te va a gustar mucho. Infórmate en su página, es fácil y además obtienes puntos para poder donarlos a causas benéficas.

Consejo: Antes de tirar nada a la basura pregúntate: ¿Para qué me podría servir esto? En el peor de los casos, no lo tires y date un par de días para tener el objeto sobre la mesa de tu estudio y mira opciones de uso reciclado en Google o Pinterest, te puede sorprender los usos que le puedes dar. Si al cabo de un par de días de tenerlo delante de tus narices no le ves ninguna utilidad, deshazte de él… (claro al contenedor que corresponde).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *